Consejos para apoyar a mamá

El soporte de tu pareja.

Tú, como mujer, puedes encontrar un soporte importante en tu pareja o en la asistente de parto, quienes no sólo te ayudarán a proveerte de comodidad y apoyo emocional, sino también son capaces de realizar algunas tareas adicionales. No está por demás recordarte que el equipo instalado en tu habitación (en el hospital), aunque parezca intimidatorio, es necesario para que el proceso del nacimiento de tu bebé no sufra imprevistos.

El asistente del parto, ya sea el padre, partera profesional, o algún familiar o amigo, es de una gran ayuda cuando:

A) Servir de apoyo o sostén para aliviar el dolor, cuando ella adopta posiciones distintas, o para el momento de dar a luz.

B) Aplicar masajes de relajación en caso de ser necesario.

C) Bajar o incrementar la intensidad de luz vertida en la habitación, o de moderar el volumen de la música del lugar.

D) Sea necesario aportar información detallada en caso de ser requerida por el personal médico o administrativo, evitando distracciones de la futura madre.

Estos pequeños consejos pueden ayudarte a sobrellevar tu embarazo de una manera más sencilla.

E) Solicitar que las personas presentes se retiren en casos de invasión del espacio. Si los estudiantes médicos “molestan” a la paciente, pedirles amablemente abandonen la sala, entre otras acciones similares.

F) Ser el contacto con el personal médico y administrativo que se ha de tratar durante el proceso, recibir y firmar documentos, además de otros trámites que pueden ser necesarios según las políticas de salud del lugar.

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario