Conociendo a tu bebé

Este es un momento que han esperado a lo largo de nueve meses.

El nuevo miembro de la familia estará en tus brazos por primera vez, y todo el difícil proceso que podría suponer el embarazo y el parto, será parte del pasado, pudiendo afirmar que valió la pena.

Es probable que el especialista o la comadrona lo dejen en brazos de su mamá, sobre el estómago, mientras le pinzan y cortan el cordón. Desabróchate la camisa y procura establecer contacto con tu bebé, quien podrá percibir tu olor y el de su mamá. Obsérvalo a los ojos y permítele que te mire. Comparte este gran momento y disfrútalo; este acontecimiento cambiará la vida de ambos, quienes nunca olvidarán la experiencia. Se sentirán tan felices que podrían llorar y celebrar que todo ha salido bien. ¡Felicidades!

Después de la llegada

Después del nacimiento de tu bebé, es probable que tanto ella como tú mismo se sientan muy agotados. Sin embargo, el agotamiento de tu pareja supone un cansancio mayor debido al esfuerzo del parto. Lo anterior la puede afectar emocionalmente, demostrando actitudes que tal vez no se comprendan de inmediato.

Las reacciones

Es muy probable que sientas euforia porque todo ha salido bien; pero observarás que tu pareja tal vez no demuestre el mismo entusiasmo debido al cansancio que ha supuesto el nacimiento. Ella puede estar muy cansada para disfrutar como tú, de la alegría de tener un bebé. Ojo, esto no significa que no esté contenta, pero después de un parto es normal que no muestre tanto entusiasmo.

Tu papel en este caso es abrazarla, ofrecerle comprensión y hacerle saber que estás orgulloso de ella, por su valor y fuerza. Procura estar con ella el mayor tiempo posible, y ayuda en lo que sea necesario.

Saluda a tu bebé

Mientras el personal atiende a tu pareja, es tiempo para que tengas un momento para tu bebé, para que lo conozcas y hables con él. Salúdalo, háblale con amor y dale la bienvenida a la familia. Abrázalo y velo a los ojos, trata de establecer una comunicación más allá de las palabras. Tu bebé te reconocerá. El tacto es tan importante como la vista o el habla, es una de las primeras herramientas de tu bebé para establecer contacto con el mundo que lo recibe.

Valora tu trabajo

El trabajo de parto ha supuesto un importante nivel de esfuerzo por parte de tu pareja. Es necesario que la valores y la felicites por dicho trabajo, sin subvalorar tu propio trabajo y el apoyo que tú has aportado. Ella puede pensar que no has sido de mucha ayuda, creándote una sensación muy común entre los padres que han estado presentes en los partos, sobre todo si la labor de parto fue más difícil de lo normal.

Sin embargo, también hay madres que reconocen la labor de su pareja, y lo que ha significado su presencia.

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario