¿Conducir embarazada?

¡No es ningún impedimento!

La seguridad es lo principal, así que ponte el cinturón.

En los primeros meses de embarazo, muchas mujeres tienen náuseas y cansancio, este tipo de síntomas puede influir en la capacidad de concentración, por eso es aconsejable dejar el auto.

Se deben tomar en cuenta de muchas precauciones para que tu bebé y tú estén siempre seguros.

Aunque resulte un poco incómodo y difícil de colocar, usa siempre el cinturón de seguridad, tienen más posibilidad de sobrevivir en caso de accidentes, si no llevas colocado el cinturón de seguridad y se produce un choque, y te golpeas contra el volante, eso puede provocar un desprendimiento de la placenta que puede dar lugar a contracciones anticipadas o un aborto.

A medida que cada semana que pasa, el vientre va creciendo y va limitando la libertad de movimiento de la futura mamá; Naturalmente, esto puede dar lugar a que en situaciones críticas, reacciones con menos rapidez y agilidad.

Estar sentada por mucho tiempo forzado, las caderas aumentan el riesgo de trombosis. Por eso es mejor que a partir del sexto mes, sea otra persona la que tome el volante, además es más relajante, y no olvides tomar muchos líquidos durante el viaje de traslado, especialmente si es en verano.

En caso de una emergencia, busca enseguida un ginecólogo, solo él podrá determinar mediante un examen ginecológico si el bebé está bien aunque en los primeros 6 meses de embarazo tu bebé está bien protegido por la bolsa y el líquido amniótico, en el último tercio un accidente es más peligroso, incluso si el impacto te parece mínimo.

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario