¿Cómo saber si estás lista para otro embarazo?

5 factores que te indican el momento adecuado para tener un segundo hijo.

Después de vivir la experiencia de ser madre por primera vez se tienen muy claros tanto los retos como las alegrías que conlleva tener un hijo. Luego surge la pregunta: ¿estoy lista para tener otro bebé?

Cada pareja y cada mujer tienen su propio estilo en lo que se refiere a la planificación familiar; hay quienes trazan un plan específico en el que definen cuántos hijos quieren y con cuánto tiempo de diferencia entre uno y otro. También están los que prefieren decidir sobre la marcha, guiándose por corazonadas o por cómo se desarrolla su vida. Cualquiera que sea el caso, cuando llega el momento de pensar en un segundo hijo es importante considerar los siguientes factores que repercuten en una mujer tanto a nivel físico como emocional.

Tu cuerpo
Ya sea que hayas tenido a tu primer bebé hace un año o hace cinco, pregúntate en qué estado se encuentra tu cuerpo. Este es uno de los puntos más importantes a considerar, ya que si tu cuerpo no está en buena forma debes comenzar a prepararlo para que puedas vivir un embarazo seguro y sin contratiempos, complicaciones o incomodidades de más.

• Estrés
Actualmente las mujeres vivimos con un nivel de estrés muy alto que nos afecta no sólo con cansancio y hartazgo, sino que también puede provocarnos enfermedades como gastritis, colitis o reflujo, las cuales corren el riesgo de agravarse durante el embarazo. Considera qué tan agobiada te sientes en este momento y trata de identificar los factores que provocan el estrés. Es mejor intentar darles una solución antes del embarazo que evadirlos y lidiar con ellos una vez embarazada.

• Nutrición
Aunque nuestros cuerpos estén diseñados para tener bebés sin problemas, el estilo de vida contemporáneo hace difícil que nos mantengamos en el camino de la salud. Los alimentos que comemos no siempre son los que contienen los nutrientes que necesitamos y esto provoca falta de energía y descompensaciones que han hecho que cada vez más mujeres se sientan agotadas. Por esta razón, es importante considerar si tu estado nutricional es bueno. Recuerda que un segundo hijo representa una carga física importante sobre una mujer, así que si no te sientes con la suficiente fortaleza y energía esto puede comenzar a causar estragos a nivel psicológico, haciéndote sentir triste y frustrada, por lo que es importante considerar este punto.

• Salud
Cada mujer vive el embarazo de manera distinta, hay quienes se recuperan rápidamente y tienen pocos rastros de su embarazo; sin embargo, cada cuerpo es diferente y hay mujeres que a nivel físico pueden tener consecuencias que van desde estrías hasta desgarres perineales.

Los cambios físicos que conlleva un embarazo, un parto o una cesárea tienen un impacto psicológico en las mujeres y en su autoimagen, por esta razón es importante considerar como te sientes tú con respecto a tu cuerpo antes de pensar en otro embarazo. Hablar con tu pareja sobre estos temas es muy positivo para comenzar a sentirte mejor, así que si este es tu caso, no te sientas presionada para embarazarte en este momento, primero atiéndete para que puedas tener una mejor condición física durante y después del embarazo.

Tu situación de pareja
Este es probablemente uno de los puntos más importantes, pues hay que reflexionar sobre nuestras motivaciones para tener un segundo hijo y en qué momento se encuentra la pareja. Si se está pasando por un momento difícil, un embarazo y un hijo únicamente añadirán estrés a la relación, así que si sientes que hay algún problema o alejamiento, este es un buen momento para que puedan hablarlo y solucionarlo. Los problemas de la vida cotidiana a veces pueden afectar la dinámica de pareja y es común que se recurra a los hijos, que requieren tanto tiempo y atención, para intentar evadir situaciones incómodas. El mayor mito es que un hijo arreglará los problemas de una pareja, esa idea únicamente pone presión en el embarazo ya que las expectativas son enormes, así que antes de embarazarte considera cuál es el mejor entorno para recibir a tu nuevo bebé.

Tu plan familiar
Para algunos padres es importante que sus hijos tengan hermanos cercanos en edad. La idea más frecuente es que entre menos años de diferencia exista entre ellos mejor será su relación; aunque la calidad de las relaciones fraternales no se define por la edad, pero sí es frecuente que los hermanos cercanos en edad mantengan una relación de amistad, ya que pasarán por etapas similares del desarrollo al mismo tiempo. No obstante, existen distintos tipos de familia y puede haber casos en los que no sea posible tener un segundo hijo cercano en edad. Por ejemplo, a causa de separaciones, divorcios e incluso casos en los que se considera tener al segundo hijo con una pareja distinta a la que se tuvo el primero. Aquí debemos considerar, en primer instancia, generar una situación estable para nosotros, nuestra nueva pareja y los hijos que se tengan de matrimonios o parejas anteriores, ya que si tenemos una situación extremadamente compleja y efervescente tal vez no sea el mejor momento.

En estos casos es importante reflexionar sobre nuestra situación actual y el plan que queremos para nuestra familia, es decir, cómo nos vemos a futuro.

Tu economía
Una buena planificación familiar implica considerar si los gastos de tener un nuevo hijo pueden ser cubiertos con nuestros ingresos. Los gastos durante el embarazo aumentan y, si se pasa por una situación muy austera, el hecho de sentir que no tenemos dinero para darle un seguimiento adecuado al embarazo (por ejemplo, consultas, ultrasonidos o suplementos nutricionales) puede originarnos un gran estrés. Por esta razón, si se planea un segundo embarazo hay que considerar si con los ingresos con que contamos podemos hacer frente a estos gasto. Y no únicamente eso, también hay que pensar que todos los gastos que se tienen actualmente (colegiaturas, gastos médicos, ropa, comida, etc.) subirán al doble. Asimismo, se tienen que planificar las finanzas para intentar tener una situación estable que permita disfrutar del embarazo y el bebé con tranquilidad.

Tu vida laboral
Cada vez más mujeres logran llevar una excelente vida familiar sin sacrificar su profesión. Las mujeres que no quieren dejar su trabajo, ya sea por razones de autorealización o por motivos económicos, deben considerar en qué punto de su carrera se encuentran y cómo se verá afectado su crecimiento laboral si tiene un hijo en ese momento. Así que considera tus necesidades, objetivos y recuerda que el hecho de que no renuncies a tu vida laboral no implica que no estés presente para tus hijos, lo que importa es la calidad y no la cantidad de tiempo que pases con ellos. Para tus hijos también es importante tener una mamá realizada y feliz, en lugar de una frustrada y resentida. Si este punto es muy importante para ti no lo ignores.

No debemos olvidar al primer hijo
Tras considerar tu situación en estos distintos niveles será más fácil decidir si puedes tener otro bebé. Una vez que tomes esta decisión viene una última complicación: tu primer hijo. Es decir, encontrar la forma adecuada para comunicárselo,pues algunos niños pueden reaccionar con celos o enojo.

Lo mejor es escuchar a tu hijo, darle su lugar y resolver sus dudas. Si reacciona de manera negativa o violenta sabrás que le preocupa que el nuevo bebé lo desplace y sus padres se olviden de él. Con cariño reafírmale que cada uno tiene un lugar muy especial en la familia.

Finalmente, debes comprender que aunque tengamos todo planeado y bajo control siempre habrá imprevistos. Pero si te sientes preparada y fuerte para enfrentarlos, llegó el momento de disfrutar de un nuevo hijo.
Psic. María Salamanca
Clínica de Asistencia de la Sociedad Psicoanalítica de México (SPM). www.spm.org.mx.
Atención Previa Cita:
México, D.F. Teléfonos: 5553 3599, 5286 6550 y 5286 0329. Email: spp@spm.org.mx
Satélite. Teléfono: 5393 0007. Twitter: @spm_satelite. Email: spmsatelite@gmail.com
Metepec, Edo. de México. Teléfono: 2153024. Email: spmtoluca@gmail.com

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario