¿Cómo puedo prepararme para la lactancia?

Previo a la llegada de nuestro bebé, la mayoría de nuestro tiempo lo utilizamos para preparar todo lo que nuestro hijo necesitará: comprar ropita, pañales, cuna, sillita del coche, acomodar el cuarto, la maleta para el hospital, entre otras muchas cosas, pero ¿Sabías que también puedes prepararte para la lactancia?.

La lactancia es instintiva para los bebés,  pero no para las madres; por lo tanto debemos aprender a alimentar a nuestro hijo. Al informarte y prepararte previamente te sentirás mucho más segura cuando el momento de alimentar a tu bebé llegue.

¿Cómo prepararme?

Observa: Ya sea en videos de profesionistas y especialistas en la materia en YouTube o con grupos de apoyo, es importante que observes como se hace, cómo debes colocar al bebé y cómo lograr un agarre perfecto, puedes incluso hasta inscribirte en algún curso de lactancia materna.

Lee: Hay muchos títulos de grandes autores que vas a disfrutar mucho ya que cada uno compartirá su perspectiva, aportando una visión muy amplia de lo que significa dar pecho a tu bebé, por si aún no estabas segura, al leer todos sus beneficios cambiara tu panorama por completo.

Aclara tus dudas: La lactancia materna está rodeada de muchos mitos que nos generan dudas, por eso es importante informarnos de la mano de los  especialistas; acércate a ellos y comparte todas tus dudas, estamos seguras de que siempre tienen las respuestas correctas.

Investiga: Conoce el funcionamiento de la glándula mamaria, las necesidades de tu bebé y todo lo que este glorioso alimento natural puede hacer por la salud de tu bebé.

¡Sensibilidad de mi pecho!

Durante el embarazo nuestro pecho está muy sensible debido a los grandes niveles de progesterona y estrógenos a los que estamos expuestas, pero no tienes que preocuparte, desaparecerá poco a poco después del parto, no se puede eliminar por completo, pero sí  disminuir un poco colocando pequeñas compresas de agua fría en la zona y cambiando tu sujetador a uno sin varillas, con tirantes anchos y de tejido de algodón para sentirte mucho más cómoda.

“Mitos y Realidades  ¿Cómo saber qué es real?”

Es de suma importancia que durante esta etapa  no te dejes  influenciar por  experiencias que te comparten amigas y conocidas, ya que cada una tiene su propia experiencia y sería falso decirte que experimentarás lo mismo o no. Lo mejor siempre es seguir los consejos de tu especialista quien lleva todo tu seguimiento, ya que él, es la persona idónea que podrá decirte que te hace bien a ti o al bebé y que debes evitar.

Los momentos que estas por compartir  con tu bebé serán  maravillosos y llenos de amor, así que vívelos al máximo, disfruta, infórmate lo más que puedas y descubre la magia de la lactancia a tu  ritmo.

 

 

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario