¿Cómo lograr el balance perfecto entre home office y el cuidado de mis hijos?

Hoy en día, las compañías han optado por  realizar home office pensando en el bienestar y la seguridad del capital humano de la empresa; pero muchas mamás aún no logran llevar un balance correcto entre el trabajo y el cuidado de los pequeños en casa.

Te compartiremos estos tips que estamos seguros te  ayudarán  muchísimo  en este nuevo estilo de vida:

La planeación es tu mejor aliada

Es importante establecer horarios para todo, tanto para ti como para los niños, esto debido a que no queremos afectar la rutina de los niños al volver al colegio, mucho menos la nuestra al volver al trabajo. Planea tus actividades, trabajo, comidas, responsabilidades en el hogar, tareas de los niños, sin olvidar incluir espacio para actividades recreativas.

Hay que tratar de ser lo más disciplinados que podamos con las actividades planeadas, sin dejar que nuestra agenda laboral se vuelva más importante que convivir con la familia en los horarios que ya estipulamos.

Define tu espacio de trabajo

Adapta un lugar cercano para que puedas vigilar lo que hacen los niños, pero que sea adecuado para llevar a cabo tu trabajo sin problema alguno, menciónales que ese rincón es tu nueva oficina y que deberán ser muy respetuosos con tu trabajo, que habrá tiempo para jugar posteriormente.

Todos tenemos un rol importante

Asígnales tareas, actividades educativas y juegos que los mantengan entretenidos y activos, al mismo tiempo que tú. Hay que dialogar constantemente con ellos para que comprendan que no es como un fin de semana o vacaciones, si bien estamos en casa, hay que trabajar y debemos establecer reglas que hay que respetar.

¡Date un respiro!

En general, los recesos al trabajar en nuestras oficinas o haciendo home office son muy sanos, con mayor razón, estando en familia. Te recomendamos tomar de 10 a 15 minutos cada cierto tiempo para que no se haga tedioso  tú día a día. Si hay momentos tranquilos en tu trabajo o en las actividades con los niños, aprovechen el tiempo, despejen la mente  y continúen con sus tareas.

¡Se vale jugar!

Una vez terminado tu tiempo dedicado al trabajo, pueden realizar actividades familiares, por ejemplo, pueden inventar una coreografía o baile, hacer un mini desfile de disfraces, una cena estilo picnic en algún lugar de la casa o inventar una búsqueda del tesoro, lo importante es dedicarse tiempo como familia.

Es importante  que aunque se establezcan rutinas, puedes hacer que los días en casa sean diferentes, tanto en las actividades de la oficina,  como con tus pequeños, pero no olvides que descansar correctamente es necesario para estar bien física y emocionalmente.

¡Cuéntanos! ¿Cómo equilibras estas dos actividades?

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario