Cómo explicarle a tu hijo el concepto de la muerte y la falta de un ser querido tras su muerte

La muerte es un tema difícil entre adultos, la asociamos con tristeza con duelo y con dolor, por lo que, generalmente, no nos gusta hablar de ello y son pocas las ocasiones que es abordado.

Los niños no tienen esa idea de la muerte; para ellos no es ningún tabú ni tampoco genera una dificultad; la complicación comienza a aparecer debido a la forma en que sus papás enfrentan este tema, y, por medio de la observación e imitación, asumen que este tema trae consecuencias negativas, que no son buenas para su familia, por lo que también ellos comienzan a no querer tocar el tema.

Hablar de la muerte sólo deberá de ser pertinente cuando el niño pregunte o muera un ser querido, desde un familiar hasta una mascota. El primer contacto que tenga el niño con la muerte será de mucha importancia para la repetición de conductas ante estas situaciones de pérdida en un futuro.

En caso de que el niño pregunte sobre el tema, primeramente es recomendable entender el contexto de la pregunta; muchas veces con temas como la sexualidad o la muerte, los padres comienzan a dar un discurso ya planeado, y damos información de más que no era pertinente para nuestro hijo en ese momento. Preguntarle por qué le da curiosidad el tema, nos ayuda a saber con qué estuvo en contacto y qué le despertó la necesidad de preguntar; así podremos comunicarnos con él desde el mismo punto de vista, siempre hablando con la verdad y siendo honestos con lo que conlleva este tema.

En caso de que muera un ser querido, será importante explicarle de qué murió y qué es lo que va a suceder a partir de ese momento; comentarle que la persona o mascota que murió ya no estará con ellos, que está bien en otro lugar … aquí es bueno mezclar la explicación con las creencias religiosas de cada familia, por ejemplo, en el catolicismo se usa mucho la expresión de “se fue al cielo con Dios” , es una manera de evitar la angustia de no saber dónde y cómo está este ser querido, tanto para adultos como para los niños.

Asimismo, hay un tema que es muy controversial, llevar a los niños al funeral o mejor dejarlos en casa. La mayoría de las personas considera que un funeral es muy triste y fuerte para que un niño esté presente pero se nos olvida que la función del funeral es el ir entendiendo que la persona murió, que ya no estará con nosotros. Es muy difícil para el ser humano entender esto, por lo que los funerales fueron creados para poder despedirnos e irlo elaborando. Los niños pasan por el mismo proceso; ellos también tienen que tener tiempo de hacerse a la idea de que esta persona ya no está, y que se tienen que despedir en caso de no haberlo podido hacer.

Lo recomendable sería explicarles qué representa un funeral y cuál es el proceso; después, dejarlos a ellos elegir si quieren ir o no. En caso de que quieren asistir, con que estén ahí una hora es más que suficiente para tranquilizar angustias, curiosidad y poder decir adiós a esta persona que murió.

No olvidemos que los niños aprenden del ejemplo, la manera en que sus papás hablen y perciban la muerte es como ellos la vivirán. No tengamos miedo a hablar de ellol; las películas que ven los niños a diario contienen elementos de muerte, ellos entienden, a grandes rasgos, el tema; sólo es necesario ir contestando lo que a ellos en ese momento les hace falta , para no crear angustia. La palabra muerte sólo nos asusta a los adultos, para los niños la persona desaparece y se va a un lugar mejor, no es tan complicado como, a veces, la queremos ver.

Comunicarnos con la verdad es la mejor manera de evitar conflictos innecesarios.

Psic. Matilde Matuk Morata
Clínica de Asistencia de la Sociedad Psicoanalítica de México (SPM). www.spm.org.mx
Atención Previa Cita:
México D.F. Teléfonos: 5553 3599, 5286 6550 y 5286 0329. Email: spp@spm.org.mx
Satélite. Teléfono: 5393 0007. Twitter: @spm_satelite. Email: spmsatelite@gmail.com
Metepec; Edo. México. Teléfono: 2153024. Email: spmtoluca@gmail.com

2 Comments
  1. Simplemente no he podido o mejor dicho nose como hablar con mi hija de este tema… a su papá lo mataron de un balazo (hace ya 2 años) y no fui capaz de llevarla al funeral ni a nada de eso xq no queria q se quedara con una imagen triste de su papá. Mas sin embargo aun le duele su ausencia le llora con tanto sentimiento… ella tenia 2 años 10 meses cuando esto paso y sin duda lo recuerda como si apenas hubiese pasado 🙁

  2. Hola si es algo bien difícil , el informar a los niños acerca de la muerte en general más si fue de forma trágica, yo te recomiendo busca ayuda con algún psicólogo infantil al menos yo pase por algo similar pero no era su padre , era tío y si mi niño lo sintió mucho.

Dejar tu comentario