¿Cómo disminuir la retención de líquidos durante el embarazo?

Durante el embarazo es muy común que se presente una sensación de pesadez, cansancio e hinchazón en los pies y los tobillos, sobre todo al final del día por el calor o debido a que estuvimos mucho tiempo de pie; a esto se le conoce como retención de líquidos.

Si bien es cierto, es un síntoma inevitable, por ello aquí te contamos cómo disminuir las molestias que te puede ocasionar.

¿Por qué ocurre?

La retención de líquidos se produce por el aumento de volumen sanguíneo, cambios hormonales y la dificultad circulatoria a la que nos enfrentamos con los cambios del embarazo. Tus vasos sanguíneos se vuelvan más absorbentes, lo que permite que la sangre y el exceso de líquidos penetre más fácil en tus tejidos, por ello la hinchazón.

Tips para reducir la retención de líquidos:

  • Bebe al menos 2 litros de agua al día: Mantenerte hidratada a lo largo del día ayudará a tu cuerpo con la eliminación de toxinas.
  • Evita consumir Sodio: Existen ciertos alimentos que consumimos día con día que contienen altos niveles de sodio, tales como los embutidos, salsas comerciales, sal de mesa, snacks salados, frutos secos, aceitunas, algunos tipos de queso y productos fritos.
  • Procura no estar de pie durante mucho tiempo sin hacer nada o estar con las piernas cruzadas.
  • Utiliza ropa ligera: También evita la ropa ajustada, lo que menos buscamos es impedir que la circulación sanguínea sea fluida.
  • Realiza baños de agua fría en las piernas: Pueden ser bastante breves, pero verás cómo mejoran tu circulación notablemente.
  • Masajes: Puedes apoyarte de una crema hidratante previamente refrigerada para ayudar a refrescar tus piernas. El masaje siempre debe ser de abajo hacia arriba para ayudar a la circulación.
  • Mantén una dieta equilibrada a base de alimentos variados como frutas y vegetales frescos, proteínas, carbohidratos y legumbres.
  • Medias compresivas: Puedes comprar este tipo de medias que facilitan la circulación de la sangre.

Recuerda que la retención de líquidos es completamente normal y con el paso del tiempo, después de que tengas a tu bebé  te sentirás mucho mejor. En caso de que las molestias persistan tras el nacimiento de tu bebé, será necesario acudir con tu doctor para saber qué ocurre y qué medidas debes tomar.

 

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario