¿Cómo cortar y cuidar las uñitas de mi bebé?

Cuando nuestro bebé acaba de nacer, sus uñitas son muy suaves y flexibles, debido a que va saliendo de un entorno líquido y todo su cuerpo está reblandecido. Sin embargo, hay un pequeño detalle, son demasiado largas, cosa que es muy preocupante ya que los bebés aún no tienen control de sus movimientos y pueden arañarse la carita.

¿Cuándo es recomendable cortar las uñas?

El mejor momento para cortarlas dependerá de cada bebé, una opción podría ser después del baño, cuando estén relajados o bien podemos cortarlas mientras duermen, siempre cuidando ser muy sigilosos para no despertarlos con nuestros movimientos repentinos. Posteriormente cuando vaya creciendo, es importante incorporar esta práctica de higiene a sus hábitos para que se vaya familiarizando con naturalidad y no tenga miedo.

 ¿Cómo puedo cortarlas?

Es importante que consideres que no podrás usar un corta uñas regular, debido a la fragilidad del bebé. Es recomendable adquirir unas tijeritas especiales para uñas de bebé con punta redonda y tener mucha paciencia y cuidado a la hora de su uso. Nunca apresures el corte, observa muy bien que la uña siempre debe quedar un poco por encima del borde de la piel para evitar lesiones en las manitas de tu bebé. Finalmente es recomendable pulir la uñita suavemente con una lima delicada, limpiar con una gasita entre los dedos y manitas para revisar que no queden residuos de uñita y colocar una loción hidratante.

La frecuencia con la que lleves a cabo esta práctica dependerá del ritmo de crecimiento de tu bebé, pero en general podemos realizar esta práctica una vez por semana en el caso de sus manitas y una vez al mes en el caso de los pies, ya que las uñas de extremidades inferiores crecen más lento.

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario