Cambios de humor durante el embarazo

Las hormonas sin control.

Hace poco tiempo te enteraste de tu futura maternidad y, en algunos momentos, te preguntas por qué no te sientes tan contenta como lo habías imaginado, y en otras ocasiones, te sientes irritable, triste, enojada y hasta culpable, por no parecerte a una de esas mujeres embarazadas que salen en la televisión con un aire angelical y una sonrisa que transmite serenidad. Finalmente, te preguntas si hay algo raro en ti por no formar parte de este prototipo de mujer embarazada.

El embarazo representa un gran cambio en la vida de la mujer. No sólo cambia tu cuerpo, si no también tus actividades, tu relación de familia y de pareja, así como tu vida en sociedad; por lo tanto, no es cosa fácil adaptarse a todo esto en un corto lapso de tiempo.

El primer cambio perceptible es tu propio cuerpo. Para lograr que el bebé se desarrolle bien es necesaria la acción directa de las hormonas, siendo cuatro las principales: los estrógenos, la progesterona, la gonadotropina coriónica (que es la hormona que sólo se produce durante el periodo de gestación y sus altos índices confirman el embarazo en los exámenes médicos) y la lactógena. Además de su papel en el desarrollo del niño, estas hormonas también provocan los cambios físicos en la mujer y los diversos síntomas propios del embarazo como las náuseas y los vómitos, además de una sensación de cansancio continuo fuera de lo normal.

Todos estos cambios fisiológicos que está sufriendo tu cuerpo para adaptarse a ese nuevo ser que tienes en tu vientre te hacen sentir mal y, muchas veces, sientes deseos de permanecer en la cama. Todo ello puede provocar diferentes cambios de humor durante el embarazo; además existen otros fenómenos, y no menos importantes, como son los psicosociales. Desde niñas nos educan para seguir ciertos lineamientos relacionados con nuestra identidad de género. Conscientes o no, desde pequeñas se nos regalan muñecas a las cuales hay que dar ciertos cuidados como cambiarles el pañal, darles de comer, etc. Pareciera entonces que, de cierta manera, estamos preparadas para el cuidado de un bebé. Pero esto no es del todo cierto y muchas veces no sabemos cómo cuidar o tratar a un bebé de verdad.

La llegada del bebé puede causarte mucha incertidumbre por los cambios que esto conlleva en tu vida: cómo será tu relación de pareja, tus relaciones sociales, tu vida profesional, etc. La incertidumbre puede venir acompañada de tristeza, ansiedad, estrés y miedo a no poder cumplir el papel de una buena madre o como esa persona que te habrías imaginado ser durante esta etapa de tu vida.

Lo más importante es que utilices estos nueve meses para prepara la llegada de tu hijo, pensar en los cambios que vas a tener en todas tus relaciones, sobre todo con tu pareja y tu familia y organizarte adecuadamente para que la adaptación resulte más fácil.

Tu pareja y tu familia en este momento serán de vital importancia y no dudes en transmitirles cómo te sientes y pedirles que te ayuden cada vez que lo necesites.

Psic. Claudia Gabriela Ornelas
Miembro de la SOCIEDAD PSICOANALÍTICA DE MÉXICO (SPM)
www.spm.org.mx
Teléfonos: (+52-55) 5286 1744 y 5286 5509

Clínica de asistencia a pacientes México D.F.:
Teléfonos: (+52-55) 5553 3599, 5286 6550 y 5286 0329
Email: spp@spm.org.mx

Clínica de Asistencia a la Comunidad Sede Metepec Edo. México:
Teléfono: 2153024
email: spmtoluca@gmail.com

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario