Bebé a bordo.

¡Precaución!

Antes de subir a tu bebé al auto, asegúrate de seguir todas estas recomendaciones:

  • Nunca dejes solo a tu bebé dentro del auto: Ni por un minuto, aunque lo estés viendo desde afuera. Corres el riesgo de olvidar las llaves dentro y que tu bebé se quede encerrado por un rato o que pase demasiado calor dentro sin que te des cuenta.
  • No contestes el celular: Ni te distraigas con nada más, la vida de tu hijo está en tus manos así que toda tu atención la debes concentrar en manejar de manera segura.
  • Ventanas cerradas: Asegúrate de circular siempre con los vidrios arriba, así evitas que el bebé se sienta tentado a sacar las manos.
  • No lleves objetos en los asientos: En caso de que tengas que frenar rápidamente o realizar una maniobra brusca, si tienes algún objeto en el auto puede cambiar de lugar con el movimiento y golpear a tu bebé. Mejor usa la cajuela o los compartimientos del auto.
  • Pon el seguro para niños: La mayoría de los autos, te permite bloquear los seguros de las puertas traseras para que tus hijos no quiten los seguros y puedan abrir la puerta. Asegúrate de utilizar este sistema para que solamente tú puedas abrirles la puerta desde afuera.
  • Coloca un letrero: Es importante que los otros conductores sepan que en tu vehículo viaja un bebé, así comprenderán si circulas un poco más lento que el resto de los autos y a su vez serán más cuidadosos contigo. Consigue uno y colócalo en el vidrio trasero.
  • Cinturón de seguridad: El reglamento de tránsito de la mayoría de las ciudades establece que los niños deben viajar siempre en el asiento trasero del auto, algunas legislaciones sugieren que sea así hasta los 12 años de edad. Esto debido a que en caso de choque, las bolsas de aire podrían resultar muy peligrosas para menores. Así que aunque ya no use sillita, sienta a tus hijos atrás y ponles siempre el cinturón de seguridad. En caso necesario, siéntalos sobre un cojín para que el cinturón de seguridad les pase cómodamente sobre la clavícula.
  • Asiento especial para el auto: Desde que nace y hasta por lo menos 4 años, tu pequeño debe viajar en un asiento especial para él, siempre ubicado en el asiento trasero del automóvil, de preferencia en la parte central. Regularmente hay asientos que sirven de los 0 a los 9 meses, otros adaptados para bebés de hasta 15 meses y unos más de los 9 meses a los 3 o 4 años. Además de por la edad, te debes guiar por el peso, casi siempre se fabrican hasta para 10 kilos, 13 kilos y de 9 a 18 kilos. Fíjate que el cinturón esté ajustado cómodamente y tal como lo indican las instrucciones del fabricante. Los asientos de seguridad para bebé se colocan mirando hacia atrás y reclinados 45 grados.

A partir del primer año puedes colocar el asiento viendo hacia adelante.

2 Comments

Dejar tu comentario