Aprende acerca de tu pequeño

Las primeras semanas que como papá vivirás con tu bebé son muy importantes.

Las primeras semanas que como papá vivirás con tu bebé son muy importantes. Si eres primerizo aprenderás que tu nuevo rol, tu contribución y apoyo serán vitales para tu pareja y tu bebé. Desde ahora deberás buscar la manera de pasar el mayor tiempo posible con él.

Después del parto

En esta etapa tu pareja y tu bebé pasarán algún tiempo en el hospital después del nacimiento, por lo que probablemente te sentirás un poco apartado de ellos. Al mismo tiempo, podrías experimentar una euforia por la llegada de tu bebé, pero tal vez no tengas cómo compartirla, ya que probablemente tu pareja se halle distante en esos momentos por la recuperación, mientras comienza el proceso de amamantar al pequeño.

Estrecha los lazos con tu bebé

Es momento de aprovechar el tiempo para estar con tu bebé y crear una relación estrecha. Mientras tu pareja esté en el hospital, aprende y cambia los pañales de tu bebé y cárgalo. Platica con él, háblale para que te pueda ver, y mantenlo en tus brazos mientras duerme. Regrésalo a su mamá para que coma cada vez que tu pequeño lo demande y trata de estar presente cuando se bañe por primera vez.

Anticípate a los cambios de humor de tu pareja

Suele ocurrir que tu pareja esté de un humor delicado la primera semana posterior al nacimiento, probablemente se sienta deprimida o baja de moral, y esto sucede por una baja en los niveles hormonales y probablemente ante la incertidumbre de las nuevas responsabilidades que se avizoran.

Este efecto “melancólico” no deberá durar más de dos semanas. Tal vez ella trate de disimular o atenuar lo que siente por temor a no ser tomada en serio. Te sugerimos poner atención a sus cambios de humor, pues en adelante ambos tendrán muchas cosas por afrontar. Si la melancolía tarda en desaparecer más de diez días habrá que considerar llamar al médico, ya que se puede tratar de una depresión posparto.

Apoya a tu pareja

Después del parto, tu pareja se sentirá agotada durante las primeras semanas por el desgaste físico, además de la responsabilidad de dar pecho al bebé y prodigarle sus primeros cuidados. Recuérdale lo importante que es para ti, que la amas y que estas con ella en lo que sea necesario. Tu apoyo es muy importante.

Si has regresado al trabajo, llámala durante el día y hazle saber que estás con ella en lo que requiera. El fin de semana pásalo con tu bebé; tu pareja se sentirá complacida de compartirlo en familia.

Actívate y toma la iniciativa

No esperes a que alguien te pida algo o te sea solicitada la ayuda respecto de tu bebé. Procura aprender a resolver los pequeños asuntos que pudieran surgir, mientras tu pareja está en el hospital.

Crea una nueva relación con tu bebé

A partir de ahora será el momento para crear una nueva relación con tu hijo, por lo que deberás concentrarte en fortalecerla y pasar el mayor tiempo posible con él. No te aísles ni te consideres un simple proveedor, procura conseguir en tu trabajo algún permiso de paternidad (en algunos países existe esta alternativa como una prestación). Tu nivel de participación deberá estar en el mismo grado que la de tu pareja en los cuidados de tu bebé, algo que será beneficioso para su desarrollo y para toda la familia.

Tu bebé necesita mucho amor

No hay diferencia en el amor que se le prodiga a un hijo. Tanto papá como mamá deberán ofrecer todo el amor posible a su pequeño, y darle lo necesario para su vida. Mamá estará presente cuando deba dar pecho, mientras papá puede hablarle y darle caricias.

El bebé siempre se sentirá feliz de estar con quien le da cariño, demostrando satisfacción con sonrisas inolvidables. El amor y la felicidad le permitirán sentirse seguro con mamá y papá, sintiéndose estable, al tiempo que la pareja se sentirá más unida.

Cómo apoyar al padre novato

Puede ocurrir que te sientas apartado de tu relación, mientras que tu pareja tiene toda su atención en tu bebé. Sería útil que tu pareja recuerde lo importante que eres en este momento, considerando que eres el apoyo y soporte más cercano. Es razonable que esperes algo por parte de ella.

No dejen de lado la relación. Si bien es cierto que su bebé les llevará mucho tiempo, no deben dejar de lado el dar algo de tiempo a la relación como pareja.

Deberán ser honestos respecto de tener relaciones sexuales en este momento. Es probable que a ti te apetezca antes que a ella, pero deberás comprender su estado y lo mejor será el tener relaciones sin penetración, mientras se recupera (aproximadamente a las 6 semanas).

Reconocer las limitaciones, tropiezos y problemas, será de gran ayuda en la relación. Esto ayudará a que ella, tu pareja, acepte que es un momento difícil debido a su estado de recuperación, reconociendo que tú también te sientes inquieto.

Posiblemente tu pareja, si es primeriza, ya ha dominado muchos aspectos relacionados con el cuidado de tu bebé; sin embargo, es probable que tú, como papá, aun te sientas torpe para cargarlo o cambiarle los pañales; ella deberá tener paciencia mientras aprendes, evitando en lo posible la crítica.

No olviden consultar al médico sobre las medidas anticonceptivas que habrán de adoptar.

El sueño de tu bebé

Es importante que comprendas algunas pautas relacionadas con el sueño de tu bebé.

Creando una pauta de sueño

El crear una rutina de sueño para tu bebé será importante ya que éste necesita dormir el tiempo suficiente de manera profunda, algo benéfico para su desarrollo.

Mécelo, entona una canción en voz baja y háblale con suavidad; crea las condiciones en la habitación para generar la tranquilidad que se requiere. Atenúa las luces, acuéstalo y dale palmaditas en la espalda.

Sabrás que está profundamente dormido cuando no contraiga los párpados, y su cuerpo y extremidades se aflojen.

Sus necesidades de descanso

Tu pequeño pasa más de la mitad de su tiempo bajo los influjos de un sueño ligero, que lo puede despertar con facilidad. Su ciclo de sueño ligero, del que se despierta muy fácilmente (leve-profundo-leve), es más breve que el del adulto común, y puede despertarse cada vez que cambia de fase.

La naturaleza ha programado a tu bebé para despertarse por razones también naturales: cuando se moja, cuando tiene calor, frío, malestares; su supervivencia depende de este factor.

Qué hacer de noche

Medidas preventivas ¿Qué hacer?
Tal vez no duermas mucho en las noches Si ambos se preparan psicológicamente, no será tan difícil pasar las noches, comprendiendo de antemano que no dormirán adecuadamente los primeros doce meses. Tu bebé puede despertar más de dos veces cada noche el primer año.
A repartirse las tareas Lo mejor será que se turnen por las noches para que no sean tan agotadoras.  Cuidar a tu bebé es un trabajo de tiempo completo.
Que tu bebé esté cerca La cuna de tu bebé deberá estar cerca siempre, para evitar que tu pequeño se irrite más de lo debido cuando demande su alimento. Devuélvanlo a la cama cuando quede satisfecho.
Duerman juntos El dormir juntos al tiempo que cuidan de su bebé siempre será lo más recomendable, ya que si deciden dormir separados, esto puede minar la relación de pareja y con tu bebé. La única excepción  podría ser en caso de que alguno de los dos se enfermara o estuviera especialmente cansado.
Procuren dormir lo más posible Una buena salud depende de dormir lo mejor posible. Por ello, deberán organizarse, para que un solo miembro de la pareja no cargue con todo el peso.
Adaptación El ser humano tiene una alta capacidad de adaptación, pronto descubrirán que no es tan difícil acostumbrarse a su nueva vida, y podrán hacer todo lo necesario: trabajar, atender a su bebé y dormir.
Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario