Apnea del sueño en bebés

La apnea del sueño es la afección en la que se presentan pausas en la respiración mientras se está dormida, esto debido a que una vía respiratoria se bloquea o ha quedado estrecha.

Esta afección se puede presentar en bebés y niños pequeños provocando la interrupción de la respiración hasta por veinte segundos.

La presencia de la apnea interrumpe el descanso de los pequeños y puede llegar a ser un trastorno grave pues a la larga también puede interferir para tener un crecimiento óptimo. En la mayoría de los casos no solo se presenta una vez por noche, sino repetidamente y por consiguiente, el bebé puede estar irritado y molesto durante el día.

Tipos de apneas del sueño:

En el caso de los bebés, existen tres tipos de apneas del lactante:

  • Apnea central: aquella en la que la interrupción del flujo aéreo en nariz y boca se asocia a la ausencia de movimientos respiratorio del tórax y abdomen.
  • Apnea obstructiva: en la que a pesar de haber movimientos respiratorios, no existe flujo aéreo.
  • Apnea mixta: en la que existe tanto un componente central como obstructivo.

Algunos especialistas aseguran que las apneas están relacionadas con la edad del bebé. Durante los primeros seis meses de vida es más frecuente la apnea del sueño central, llegando a ser normal hasta un total de dos pausas menores de diez segundos. Los otros casos de apneas suelen darse con más frecuencia cuando el bebé tiene más de doce meses de edad.

Cómo reaccionar ante la apnea del sueño del lactante:

Para saber si un bebé sufre apnea del sueño, primero habrá que vigilar su sueño mientras duerme. Si el niño presenta una apnea, se debe acudir al pediatra, informándole de la situación, para que se tomen las medidas oportunas. Habrá que hacer un estudio e investigar las posibles causas de la apnea y las repercusiones que ésta pueda haber ocasionado.

Aún no hay comentarios

Dejar tu comentario