Peso en el Embarazo

Sin duda, ésta es una de las preguntas más frecuentes que las mujeres se plantean durante su embarazo. Por lo cual, es indispensable señalar que para ayudar al desarrollo sano de tu bebé debes mantener tu cuerpo en el mejor estado físico y de nutrición, sin olvidar que tu estado emocional y espiritual también son importantes. Algunas de las actividades que ayudan a tener un cuerpo sano son: hacer ejercicio, alimentarse adecuadamente y, si es necesario, cambiar hábitos para adoptar un estilo de vida saludable.


Para empezar debes saber que el bebé, el útero, la placenta, el líquido amniótico, los pechos, el volumen sanguíneo y las reservas de grasa, proteínas y otros nutrientes pesan aproximadamente siete kilos, lo que representa más de la mitad del aumento del peso total de tu embarazo.


De manera fácil, hay una forma para averiguar si tu peso está dentro de los límites saludables, al identificar primero tu Índice de Masa Corporal (IMC). La fórmula es:

IMC = tu peso dividido entre tu estatura al cuadrado

Luego, en la siguiente tabla podrás encontrar cuántos kilos debes subir, tomando en cuenta tu IMC antes de estar embarazada:

IMC Menor a 19.8
CATEGORÍA Bajo peso
AUMENTO DE PESO 12.5 a 18 Kg.

IMC 19.8 a 29
CATEGORÍA Normal
AUMENTO DE PESO 11.5 a 16 Kg.

IMC 26 a 29
CATEGORÍA Sobrepeso
AUMENTO DE PESO 7 a 11.5 Kg.

IMC Mayor a 29
CATEGORÍA Obesidad
AUMENTO DE PESO 7 Kg

Recuerda que cada mujer tiene características y necesidades nutricionales diferentes, por lo que debes tomar en cuenta el peso con el cual te embarazaste para que tu nutrición sea la requerida y así protejas tu salud y la de tu bebé. 
Incluso, también es conveniente que sepas que durante el embarazo la madre debe ingerir más nutrientes, sobre todo durante el segundo y tercer trimestre debido al crecimiento acelerado del bebé. En este sentido, se recomienda incrementar 300 calorías al día, no hacer dietas para bajar de peso durante el embarazo, ya que se pone en riesgo la salud del bebé, y vigilar que el aumento de peso sea el adecuado.

Por Gabriela Oria
www.mia.org.mx